Procesador AMD Ryzen 5 2600X

Dentro de la segunda generación de procesadores con arquitectura Zen de AMD, se encuentra el AMD Ryzen 5 2600X. Como todos los pertenecientes a la serie X, este procesador está optimizado para ofrecer las mejores prestaciones posibles. A pesar de tener más de tres años de antigüedad, continúa siendo al día de hoy un procesador potente, capaz de soportar grandes exigencias. Vamos a revisar algunas de las principales especificaciones.

Características del procesador AMD Ryzen 5 2600X

Como todos los procesadores de la línea Ryzen 5, este cuenta con 6 núcleos y 12 hilos independientes. Es decir, cuenta con capacidad multi-hilo para aprovechar al máximo cada núcleo, una constante entre los procesadores actuales. Adicionalmente, posee 16 MB de memoria caché L3, un valor considerable tratándose de un componente con algunos años en el mercado. Todo esto hace del AMD Ryzen 5 2600X un procesador sumamente potente, dentro de la gama media-alta de la marca.

En cuanto a la velocidad de procesamiento, la frecuencia de base de cada núcleo es de unos 3,6 GHz. Gracias al turbo, este valor se puede incrementar hasta 4,2 GHz en la utilización de un núcleo de manera individual. Pero además, como sucede con la mayoría de los procesadores AMD y, sobre todo, en la serie X, el AMD Ryzen 5 2600X está desbloqueado para overclocking. Esto permite incrementar de manera manual el voltaje y la frecuencia del reloj, para aumentar el rendimiento por encima del turbo. Recordemos que este proceso es complejo y requiere de conocimiento experto para aplicarse.

Como dato adicional, este procesador cuenta con un disipador de calor incluido. Se trata del ya clásico Wraith Spire, presente en muchos modelos de la marca. Si bien siempre es recomendable mejorar la refrigeración para usos intensivos y overclocking, este cooler integrado es más que suficiente para el uso normal. De hecho, se logra sostener un valor de TDP de 95W, bastante bajo para las prestaciones.

Conclusiones

A la hora de analizar el rendimiento en gaming, hay que tener en cuenta que es tan importante el procesador como la tarjeta gráfica. Aclarado esto, podemos decir que el procesador AMD Ryzen 5 2600X es lo suficientemente potente como para correr la mayoría de los juegos más exigentes. The Witcher 3: Wild Hunt o Deus Ex: Mankind Divided no serán un problema.

En líneas generales, este procesador es una gran alternativa para cualquier uso posible. Con una relación de precio y calidad prácticamente imbatible, es uno de los preferidos de los usuarios.

Relacionado

Intel Core i5-10500 @ 3.30GHz
AMD Ryzen 5 5600X
AMD Ryzen 3 3200G
Intel Core i9-10900K @ 3.70GHz
Intel Core i5-11600KF @ 3.90GHz
Intel Core i7-9700 @ 3.00GHz
AMD Ryzen Threadripper PRO 3955WX
Intel Core i9-11900KF @ 3.50GHz
Intel Core i9-10920X @ 3.50GHz
Intel Xeon E-2136 @ 3.30GHz
Intel Core i5-8500 @ 3.00GHz
AMD Ryzen 5 3600