Procesador AMD Ryzen 5 3400G

El AMD Ryzen 5 3400G es un procesador de gama media perteneciente a la segunda generación de procesadores integrados de la marca AMD. Fue lanzado en el 2019, por lo que ya cuenta con dos años de circulación en el mercado. Sin embargo, permanece vigente gracias a sus buenas prestaciones. Vamos a ver algunas de ellas, en la descripción a continuación.

Características del AMD Ryzen 5 3400G

En primer lugar, podemos decir que los 4 núcleos y 8 subprocesos no están nada mal para un procesador integrado con más de dos años. Es el único de su generación, con gráficos integrados, que cuenta con tecnología multithreading. Esto es, que se habilitan dos procesos por cada núcleo. El punto flojo, posiblemente, sean los 4 MB de memoria caché L3. Una cantidad algo pobre si la comparamos con otros procesadores Ryzen sin iGPU, que cuentan con 16 MB por cada 4 núcleos.

En lo que respecta a la velocidad, el procesador AMD Ryzen 5 3400G tiene una frecuencia base de 3,7 GHz que se incrementa en modo boost hasta 4,3 GHz. Estas prestaciones no están para nada mal, contemplando la arquitectura del procesador. Además, está desbloqueado para realizar overclocking en caso de que se desee experimentar un poco más de potencia.

Los agregados de este modelo permiten una usabilidad prácticamente completa. En primer lugar, como todos los procesadores AMD del tipo G, cuenta con gráficos integrados. El AMD Ryzen 5 3400G viene con un iGPU Radeon RX Vega 11. Este procesador gráfico de 11 núcleos está muy bien para distintos trabajos multimedia, e incluso para jugar algunos juegos actuales en calidad baja o media. Adicionalmente, este procesador viene con un disipador de calor incluido. Se trata del Wraith Spire, el segundo en prestaciones que puede incluir la marca AMD. Teniendo en cuenta la potencia y la exigencia del procesador, este cooler es más que suficiente, incluso en situaciones estresantes. Un acierto por parte del fabricante.

Conclusiones

Como sucede con los procesadores con gráficos integrados, estos suelen quedarse cortos a la hora de correr juegos de última generación. Por eso, para armar una PC gaming siempre se recomienda contar con una tarjeta gráfica dedicada. De esta forma, podremos jugar Final Fantasy XV o Deus Ex: Mankind Divided con buena calidad gráfica.

Teniendo en cuenta que para aprovechar al máximo la capacidad en gaming debemos comprar una tarjeta gráfica, no suena muy razonable adquirir un procesador que ya incluya uno. Sin embargo, esta opción si puede ser la acertada para trabajos multimedia en general y algún que otro juego poco exigente.

Relacionado

Intel Core i9-9900 @ 3.10GHz
Intel Celeron G4930 @ 3.20GHz
Intel Xeon E-2146G @ 3.50GHz
AMD Ryzen 7 3800X
AMD Ryzen 9 5900X
AMD Ryzen 9 3900XT
Intel Core i9-10900 @ 2.80GHz
Intel Core i5-10500 @ 3.30GHz
AMD Ryzen 5 2400G
Intel Core i5-8600 @ 3.10GHz
Procesador Intel Celeron n4000
Procesador INTEL Celeron N3060