Procesador AMD Ryzen 7 2700

El procesador AMD Ryzen 7 2700 pertenece a la segunda generación de la arquitectura Zen de AMD. Se trata de un componente lanzado en el año 2018, por lo que ya cuenta con varios años en el mercado. Pese a esto, continúa siendo un procesador potente, con buenas prestaciones. Por eso, es interesante analizar las principales especificaciones para averiguar si puede ser una opción válida para el armado de una PC gaming.

Características del procesador AMD Ryzen 7 2700

Lo primero que debemos destacar en este procesador es que, como todos los Ryzen 7, cuenta con 8 núcleos y 16 subprocesos independiente. Es decir, cuenta con capacidad multi-hilo para ofrecer más de un proceso por cada núcleo, como la mayoría de los componentes actuales. Asimismo, posee 16 MB de memoria caché L3, un valor que incluso hoy está entre los más considerables del segmento. Todo esto convierte al AMD Ryzen 7 2700 en un procesador sumamente potente, dentro de la gama alta de la marca (sin llegar a ser de alto rendimiento como los Threadripper).

Por otro lado, en lo que refiere a la velocidad de procesamiento, este  producto posee una frecuencia básica de 3,20 GHz, incrementable hasta los 4,10 GHz. Esto es gracias a la tecnología SenseMI, que utiliza inteligencia artificial para determinar la capacidad de uso de la energía y la temperatura al incrementar la frecuencia. Además, como la mayoría de los procesadores de la marca, está disponible para overclocking. Este proceso, que solo recomendamos para usuarios avanzados, permite incrementar de forma manual aún más la velocidad de procesamiento.

Finalmente, debemos remarcar que, como la mayoría de los procesadores AMD, este no cuenta con gráficos integrados. De todas maneras, siempre recomendamos una placa gráfica discreta para obtener el mejor rendimiento en juegos. Lo que sí incluye el AMD Ryzen 7 2700 es la solución térmica Wraith Spire, que es la de gama media que ofrece la marca. Teniendo en cuenta que la potencia de diseño térmico (TDP) es de solo 65 W, esta solución parece más que suficiente (excepto para el uso de overclocking).

Conclusiones

En líneas generales, este procesador es una alternativa sumamente atractiva para usuarios gamers que no apunten al tope de gama. La relación entre las prestaciones y el precio de venta es muy buena, y nos permite invertir en una placa gráfica más que interesante. A pesar de tener varios años en el mercado, nos dejará disfrutar de juegos como Call of Duty: Warzone o Red Dead Redemption 2 sin problemas.

Relacionado

Intel Core i5-10500 @ 3.30GHz
AMD Ryzen 5 5600X
AMD Ryzen 3 3200G
Intel Core i9-10900K @ 3.70GHz
Intel Core i5-11600KF @ 3.90GHz
Intel Core i7-9700 @ 3.00GHz
Intel Core i9-11900KF @ 3.50GHz
AMD Ryzen Threadripper PRO 3955WX
Intel Core i9-10920X @ 3.50GHz
Intel Xeon E-2136 @ 3.30GHz
Intel Core i5-8500 @ 3.00GHz
Intel Core i7-11700KF @ 3.60GHz