Procesador Intel Core i5-8600 @ 3.10GHz

El procesador Intel Core i5-8600 @ 3.10GHz pertenece a la 8ª generación de procesadores de Intel, lanzados en el año 2018. Como todos los componentes de la línea Core i5, se trata de un gama media pensado para usos generales, multimedia y gaming básico. Vamos a repasar algunas de las especificaciones de este procesador.

Características del procesador Intel Core i5-8600 @ 3.10GHz

El Intel Core i5-8600 @ 3.10GHz posee 6 núcleos y la misma cantidad de subprocesos. Esto significa que no cuenta con tecnología Hyper-Threading (o multithreading) para utilizar varios hilos en cada núcleo, como sí lo hacen otros procesadores de la misma generación pero de gamas superiores. Adicionalmente, posee 9 MB de memoria Intel Smart Cache, usados de manera compartida y dinámica por todos los núcleos. Comparándolo con procesadores de su misma generación e incluso posteriores, no está nada mal.

En lo que refiere a la velocidad, el Intel Core i5-8600 @ 3.10GHz posee una frecuencia base de 3,10 GHz que aumentan a 4,30 GHz en modo turbo. Esto es gracias a la tecnología Turbo Boost 2.0, lanzada por la marca en el año 2011 como mejora de la primera versión. Es una frecuencia muy buena para su generación e incluso correcta para velocidades actuales. A su vez, la generación de calor no parece ser un problema ya que la potencia de diseño térmico (TDP) es de solo 65 W.

Adicionalmente, este modelo de procesador incluye un circuito gráfico de fábrica. Es el clásico UHD Intel 630, presente en cran variedad de procesadores de la marca. Este iGPU tiene una capacidad máxima de memoria de 64 GB compartida de la principal (es decir, no exclusiva). También es compatible con resoluciones muy buenas, incluso 4K a 60 Hz. Un adicional que le agrega valor al procesador y que no es nada despreciable.

Conclusiones

Hay que recordar que el Intel Core i5-8600 @ 3.10GHz es un procesador de gama media con más de tres años en el mercado. Por lo tanto, no podemos exigirle más de la cuenta en cuanto a sus prestaciones. Teniendo en cuenta esto, y considerando una placa gráfica discreta medianamente buena, podemos correr algunos juegos actuales en resolución aceptable. Por ejemplo, unas partidas de FIFA 21 o de Call of Duty: Warzone.

En conclusión, a pesar del paso del tiempo y de no ser un procesador de alta gama, este modelo tiene un rendimiento más que aceptable. No es recomendado para gaming intenso y exigente, pero puede andar bien para usos multimedia y de juego básico.

Relacionado

AMD Ryzen 9 5950X
Intel Core i9-9900 @ 3.10GHz
Intel Celeron G4930 @ 3.20GHz
Intel Xeon E-2146G @ 3.50GHz
AMD Ryzen 7 3800X
AMD Ryzen 9 5900X
AMD Ryzen 9 3900XT
Intel Core i9-10900 @ 2.80GHz
AMD Ryzen 5 3400G
Intel Core i5-10500 @ 3.30GHz
AMD Ryzen 5 2400G
Procesador Intel Celeron n4000